About.me/mgclaros

13 nov. 2017

¿Metil-leucina o metilleucina?


Ya es del dominio público que el español tiene una palabra que no se pronuncia como se escribe: salle (imperativo de salirle). Me da a mí que quien llegó a ello no sabía química.

Los compuestos químicos deben formar una única palabra en la que los guiones solo sirven para unir números y otros localizadores a las palabras, pero no unir palabras (aunque no es infrecuente encontrarlo así). Por tanto, el derivado metilado de la leucina (N-methyl leucine) debería ser N-metilleucina, o bien N-metil-L-leucina, o incluso el desconocido leucinato de metilo (L-leucine methyl ester) que nadie usa y que sería lo más correcto (solo cuando la leucina funciona como ácido, que no es el caso de la imagen de la izquierda) y menos problemático (no se juntan las dos «l»). Lo mismo nos ocurre con los derivados metilados de la lisina (methyllysinemetillisina). Por extensión, quien dice metilado, dice también formilado, etilado, butilado, etcétera.

Un inexperto no pronunciará metilleucina y metillisina como metil-leucina y metil-lisina: en el primer caso usaría el fonema de la «ll», pero con el guion lo hará como dos «l» independientes. Solo un experto, y no siempre, pronunciaría bien ambos casos. No existe ninguna norma del español que resuelva el problema. Así que yo propongo que sí que se incluya un guion para mantener la pronunciación correcta del mismo modo que cambiamos y → i, ph → f y un largo etcétera de adaptaciones fonéticas, o cuando se usa el artículo masculino si el sustantivo femenino empieza por a tónica (el agua, el área). Mi propuesta también permitiría escribir sal-le y pronunciarlo correctamente.

En cambio, no es el mismo caso con los derivados del lactato methyl lactate, menthyl lactateethyl lactate o butyl lactate, puesto que la traducción de estos compuestos, es lactato de metilo, lactato de mentilolactato de etilo y lactato de butilo.

5 nov. 2017

¿Por qué es el kilogramo y no el gramo una unidad básica?

Como tantas cosas, por motivos históricos y políticos, y, de rebote, por motivos científicos.

Cuando Luis XVI encomienda a un grupo de expertos (entre los que estaba Lavoisier) la elaboración de un nuevo sistema de medidas, recuperan el metro de Burattini de 1675 y proponen en 1792 como unidad de peso (que hoy sabemos que es una fuerza) el grave, que dividieron en mil partes denominadas milligrave (y que un año después se rebautizó como milligravet). Con la llegada de la Revolución Francesa no se detiene esta iniciativa y, tras años de trabajo y salvando las hostilidades francoespañolas por la guerra del Rosellón, llegan a una definición más precisa del metro. Con ella redefinen el grave (o gravet) como el peso de un cubo lleno de agua destilada que mide 0,1 m de ancho a una atmósfera de presión y 3,98 °C (vamos, lo que hoy denominamos decímetro cúbico).

A la Asamblea Nacional francesa no le gustaba el nombre de grave porque era sinónimo del abolido título de conde y eso era incompatible con los principios de la revolución. Así que el 7 de abril de 1795 decidieron traerse el término gramo derivado del griego antiguo γράμμα (grámma), que significaba letra, pero que al pasar al latín (gramma) se le añadió el significado de piedrecilla de pesar más pequeña que un peso como una metáfora de lo que representa una letra frente a un abecedario. ¿Por qué esta elección? Pues porque no solo lo rebautizaron, sino que redefinieron su valor: el gramo no pesaba un grave, sino un milligrave.

Los que tuvieron que hacer el metro-patrón y el gramo-patrón se encontraron con que, por su pequeño tamaño y valor, era muy difícil hacer un patrón fiable de gramo. Así que decidieron hacerlo de uno de sus múltiplos, el kilogramo (que equivalía al grave original). El 22 de junio de 1799 se considera que se fundó el Sistema Métrico Decimal al tener lugar el acto de custodia de estos patrones en los Archivos Nacionales.

Gracias a @ahombrosdegiga y su blog A hombros de gigantes, por la información e inspiración.

22 sept. 2017

Imprecisión e inexactitudes

Precisión y exactitud son dos términos muy diferentes que se suelen usar indistintamente mal:

  • La exactitud (accuracy) se refiere la concordancia entre una medición y el valor verdadero. Como se ve en la parte izquierda de la figura de arriba (procedente de este artículo de Nature), si hay exactitud, los distintos valores de la media calculados serán prácticamente idénticos.
  • La precisión (precision) se refiere a la concordancia entre distintas mediciones, esto es, si los datos usados para calcular un valor están cercanos unos de otros, o si, por el contrario, están muy dispersos (imprecisión). Queda reflejado en el valor de la desviación típica: cuanto más preciso, más pequeña será la desviación.
En otras palabras: la exactitud hace referencia a la diferencia existente entre el valor real y el experimental, mientras que la precisión debe utilizarse para ilustrar la capacidad de medir correctamente dicho valor.

Ya no tienes excusa para confundirlos, y menos después de contemplar la siguiente figura:


de la que se deduce que tenemos las cuatro combinaciones posibles entre ambos términos.


5 sept. 2017

Exoma y exosoma: nombres muy parecidos para cosas muy diferentes

Vamos a ver dos términos que parecen idénticos y que solo comparten el poderse abordar con las tecnologías de secuenciación masiva.

El exoma (exome) corresponde a la parte del genoma que constituyen los exones, o sea, las secuencias codificantes de los genes que aparecerán en el RNA mensajero maduro (el que se traduce a proteínas). Su secuenciación se está convirtiendo en una técnica corriente para el diagnóstico de enfermedades.

En cambio, un exosoma (exosome) es una nanovesícula (de 40 a 100 nm) extracelular que se encuentra en los líquidos biológicos (orina, sangre, sudor, leche, lágrimas...). Al principio se creía que contenían productos de desecho, pero hoy se consideran una fuente de la comunicación intercelular. Al comprobarse recientemente que contienen microRNA (véase también qué es un microRNA en la Wikipedia), se han convertido en una fuente de biomarcadores de las enfermedades, sobre todo del cáncer.

Y si antes publico esta entrada, antes aparece otra revisión sobre exosomas y cáncer.

22 ago. 2017

¿Puede una copia ser original?

Aprovechando que es gerundio, y que estoy en la quinta edición del curso de la UIMP Problemas, métodos y cuestiones candentes en traducción médica, retomo este nanoblog para sacarlo de su estado de reposo inducido. A ver si se convierte en una entrada ejemplar.

Original copy es una pareja de términos muy engañosa en inglés, dado que la primera traducción irreflexiva nos lleva a copia original, sin percatarnos de que es un contrasentido: o es copia o es original.

Realmente se está refiriendo a una copia del original, que es un pleonasmo subsanable simplemente con →copia. Pero contamos con una traducción mejor cuando copy funciona como sustantivo, y es →ejemplar.

25 feb. 2017

¿Ácido canfórico o alcanfórico?

Todos hemos usado el alcanfor para quitar polillas de la ropa. En inglés llaman camphor a nuestro alcanfor, que no debemos confundirlo con nuestra marca Kanfort®. Hay montones de derivados de la palabra alcanfor en español, como agua y aceite alcanforados, alcanfor mentolado, etc.  Los químicos han oxidado esta molécula con ácido nítrico para producir, en inglés, camphoric acid. Si consideramos el uso del español, parece lógico llamarlo ácido alcanfórico, en concordancia con el uso anterior y con la etimología árabe (alkāfūr) de alcanfor que viene en el DLE.

Gracias a Jesús Clemente, también sé que la Real Academia de Farmacia en 1893 indica en la página 363 de su El restaurador farmacéutico que es más correcto alcanfórico que canfórico. Fernando Navarro ha indicado que su Libro rojo se decantará por alcanfórico. Otro argumento más se apoya en que contamos con el noralcanfor, que en inglés es el norcamphor.

Pero el DLE también contiene canfor como sinónimo en desuso de alcanfor. Además, la Academia de las Ciencias (de cuyo largo nombre nunca consigo acordarme) reconoce solo el ácido canfórico. Por si fuera poco, el uso de ácido canfórico/canforato barre en las redes respecto al ácido alcanfórico/alcanforato.

¿Con cuál nos quedamos, pues? Me temo que los dos, por distintos motivos, son correctos. Los que me conocen seguro que imaginan cuál es mi preferido y por qué casi nunca recomiendo consultar lo que propone la Academia de las Ciencias como traducción.

23 nov. 2016

Polisacáridos acabados en -an [EN]

Los compuestos químicos acabado en inglés en -an, cuando son polisacáridos, deben terminar en español en -ano. No son tantos, así que vamos a verlos:

Carrageenan  carragenano, que realmente da nombre a una familia de polisacáridos. Es sinónimo de carrageenin → carragenina.

Chitosan → quitosano, mucho mejor que quitosán, y sobre todo que quitosana. No hay que confundirlo con chitin →  quitina, un polisacárido de la pared de los hongos y del exoesqueleto de los artrópodos, a partir de cual se obtiene el quitosano.

Dermatan sulfatesulfato de dermatano, y no dermatán sulfato ni calcos parecidos.


Dextran   dextrano, aunque en realidad es una familia de moléculas. Su más famoso derivado es el dextran sulfate → sulfato de dextrano y no dextrán sulfato ni otras calcomanías. No debe confundirse con dextrin → dextrina, otra familia de polisacáridos que se obtiene de la degradación del almidón.

Glucomannan  glucomanano, aunque a algún wikipedista se le cruce un cable y lo llame glucomanana.

Heparan sulfate → sulfato de heparano, y no heparán sulfato ni similares; suele estar unido a una proteína, en forma de proteoglycan →  proteoglucano. No es lo mismo que heparinheparina, un glucosaminoglucano, o sea, otro polisacárido, que también está muy sulfatado.

Keratan sulfate   sulfato de queratano, y no queratán sulfato ni keratansulfato ni ninguna otra locura. También aparece como proteoglucano. No hay que confundirlo con keratinqueratina, que es una proteína.

Peptidoglycan → peptidoglucano, y no peptidoglucán.

Pullulan   pululano. Este no parece problemático.

Xanthan (gum)   (goma de) xantano, aunque tiene sinónimos en inglés para aburrir. El problema es que no todas las traducciones son afortunadas.

16 sept. 2016

Los derivados del benceno son... de lo que no hay

Cuando se usa un nombre común para un compuesto orgánico (agua, amoniaco, acetona, benceno) aparecen problemas muy serios a la hora de nombrar los derivados que se forman a partir de ellos porque se obtienen denominaciones sin ninguna lógica y su traducción acaba siendo un laberinto muy agobiante, sobre todo para el inexperto.

Uno de los casos más horrorosos lo encontramos en los derivados del benceno (benzene), nombre común de una molécula de fórmula C6H6 que se denomina ciclohexatrieno (cyclohexatriene). En la figura adjunta aparecen ciertos derivados fáciles de traducir, así que vamos a intentar aclarar (o enlodar, según se mire) el follón de los derivados del benceno que sí son difíciles de traducir:
  • Cuando el benceno forma un radical, lo lógico hubiera sido llamarlo bencenil o bencil, pero no, se denomina fenil (phenyl), cuya fórmula es C6H5·.
  • Entonces, ¿a qué hace referencia bencil (benzyl)? Pues al radical del metilbenceno (más conocido como tolueno), de fórmula C6H5-CH2·
  • ¿Qué es entonces el benzil, así con i latina en inglés en lugar de ye? Pues la 1,2-difeniletano-1,2-diona, también conocida por difenilglioxal o bien dibenzoílo, de fórmula C6H5-CO-CO-C6H5.
  • De lo anterior deducimos que el dibenzoílo no son dos moléculas de benzoílo (benzoyl), porque éste no es más que el radical, de fórmula C6H5-COO·, del ácido benzoico (C6H5-COOH).
  • ¿En qué se diferencian entonces el benzoílo del benzoato (benzoate)? En que el benzoato es el anión, de fórmula C6H5-COO, del ácido benzoico que acabamos de nombrar antes.
  • Contra todo atisbo de intuición, cuando juntamos dos moléculas de benzoílo no obtenemos un dibenzoílo, sino peróxido de benzoílo, de fórmula C6H5-CO-O-O-CO-C6H5.
  • Ya solo me queda darme un buche de fenol (phenol), C6H5-OH, que es el el alchol del benceno y que podría haberse llamado, bencenol, pero no.

2 sept. 2016

Traducción de las enzimas polipalábricas (y IV): cuando consta de 3 o más palabras

Resumiendo las entradas I, II y III: tenemos que procurar que la traducción del nombre de una enzima no lleve espacios. Hemos visto que podemos sustituirlos por una raya (—), dos puntos horizontales (··) o un guion bajo (_). Los dos primeros tienen quedan raros cuando uno de los compuestos que forman el nombre de la enzima consta de dos palabras (óxido—nítrico—sintasa, óxido··nítrico··sintasa), mientras que el guion bajo vale igual para un roto que para un descosido (óxido_nítrico_sintasa).

El problema más problemático surge cuando el nombre de la enzima tiene tres palabras o más, o cuando alguna de las palabras no es un compuesto químico. Los habrá que encuentren en el guion bajo su panacea, y sustituyan todos los espacios por este signo para seguir manteniendo el nombre de la enzima como una única palabra acabada en -asa. Pero vamos a ver que la traducción directa no siempre vale, y que debemos pasar a la traducción gramatical, que se debió utilizar desde el principio de los tiempos bioquímicos en español:

  • Nitric oxide synthase → sintasa del óxido nítrico.
  • Carbonic anhydrase → anhidrasa carbónica; carbónica_anhidrasa es raro, raro, raro.
  • Acid phosphatase → fosfatasa ácida, porque ácido_fosfatasa queda también rarísimo.
  • SP6 DNA polymerase → DNA—polimerasa de(l fago) SP6, o bien polimerasa de DNA del fago SP6; SP6_DNA_polimerasa y no decir nada es lo mismo (solo lo entenderán los expertos que ya saben su significado en inglés).
  • T4 polynucleotide kinase → polinucleótido—cinasa de T4, o bien cinasa de polinucleótidos del fago T4.
  • Electron-transferring-flavoprotein dehydrogenase → deshidrogenasa de la flavoproteína transferidora de electrones. Si alguien encuentra algo mejor, que me lo diga.
  • Long-chain-fatty-acid—CoA ligase → ligasa de CoA a ácidos grasos de cadena larga.
Espero que con estos ejemplos ya encuentres una solución para esa enzima rara que te traes entre manos.

26 jul. 2016

Proteocosas sinónimamente distintas

A veces, los científicos nos complicamos la vida y, sobre todo, se la complicamos a los traductores. Aquí voy a tratar de explicar los diferentes sinónimos de «proteína» tanto cuando funciona de sustantivo como de adjetivo.

Proteína, polipéptido, péptido, oligopéptido: Son sinónimos, pero con matices respecto a su tamaño sobre los que no existe común acuerdo.
  • Péptido y oligopéptido son prácticamente sinónimos, y hacen referencia a una cadena de aminoácidos pequeña (para unos, «pequeño» es hasta 10 aminoácidos, y para otros hasta 30).  No faltará quien diga que un oligopéptido es más pequeño que un péptido, o lo contrario. Apuesto a que esa misma persona dirá que «decodificar» no es sinónimo de «descodificar».
  • Polipéptido se usa cuando el péptido es un poco más grande (tampoco está marcado el umbral para «grande», y dependerá de lo que hayamos definido para «pequeño»), aunque desde el punto de vista etimológico no deja de ser raro que que un polipéptido esté formado por varios péptidos, ya que lo correcto es que esté formado por varios aminoácidos. 
  • Proteína es el nombre genérico para cualquier cadena de aminoácidos; normalmente se reserva para polipéptidos muy grandes (claro, claro, tampoco hay límite entre «grande» y «muy grande») y, sobre todo, para las que están compuestas por varias cadenas polipeptídicas, como la insulina o la hemoglobina. Los más viejos del lugar incluso conocerán los prótidos, que es un sinónimo estricto y arcaico de proteína. Huid de las web y los libros que usen el término «prótido» como huiríais de una que os hable de la fuerza vital o de la generación espontánea.
Mención aparte merecen las poliproteínas, que es una proteína precursora, inactiva, que se escinde en varios péptidos/polipéptidos/proteínas activas. Normalmente son de origen vírico.

Proteínico, proteico, proteináceo: Son los adjetivos sinónimos derivados del sustantivo proteína con más o menos acierto. Si descartamos que «proteico» también puede referirse a algo relacionado con el género de bacterias Proteus, vemos que el DLE no recoge proteinaceo (proteinaceous) al contener ya dos sinónimos estrictos en proteínico y proteico, mientras que el Merriam-Webster remite a proteinaceous cuando pides proteinic o proteic. A buen entendedor...

Proteasa, proteinasa, peptidasa: Son tres formas de denominar la misma actividad enzimática, que consiste en romper un enlace peptídico entre dos aminoácidos que forman parte de una cadena (poli)peptídica. La diferencia entre proteasa y proteinasa no es más que lingüística, en función de qué usar como raíz de la palabra proteína. Para los perfeccionistas, a diferencia de la proteasa/proteinasa (cuyos códigos EC están todos en el margen 3.4.2x.x), la peptidasa libera tras su acción aminoácidos o bien péptidos muy pequeños; la mayoría de sus EC son 3.4.x.x, excepto dos que son 2.3.2.x, y otros dos 3.5.1.x.