About.me/mgclaros

25 feb. 2017

¿Ácido canfórico o alcanfórico?

Todos hemos usado el alcanfor para quitar polillas de la ropa. En inglés llaman camphor a nuestro alcanfor, que no debemos confundirlo con nuestra marca Kanfort®. Hay montones de derivados de la palabra alcanfor en español, como agua y aceite alcanforados, alcanfor mentolado, etc.  Los químicos han oxidado esta molécula con ácido nítrico para producir, en inglés, camphoric acid. Si consideramos el uso del español, parece lógico llamarlo ácido alcanfórico, en concordancia con el uso anterior y con la etimología árabe (alkāfūr) de alcanfor que viene en el DLE.

Gracias a Jesús Clemente, también sé que la Real Academia de Farmacia en 1893 indica en la página 363 de su El restaurador farmacéutico que es más correcto alcanfórico que canfórico. Fernando Navarro ha indicado que su Libro rojo se decantará por alcanfórico. Otro argumento más se apoya en que contamos con el noralcanfor, que en inglés es el norcamphor.

Pero el DLE también contiene canfor como sinónimo en desuso de alcanfor. Además, la Academia de las Ciencias (de cuyo largo nombre nunca consigo acordarme) reconoce solo el ácido canfórico. Por si fuera poco, el uso de ácido canfórico/canforato barre en las redes respecto al ácido alcanfórico/alcanforato.

¿Con cuál nos quedamos, pues? Me temo que los dos, por distintos motivos, son correctos. Los que me conocen seguro que imaginan cuál es mi preferido y por qué casi nunca recomiendo consultar lo que propone la Academia de las Ciencias como traducción.

23 nov. 2016

Polisacáridos acabados en -an [EN]

Los compuestos químicos acabado en inglés en -an, cuando son polisacáridos, deben terminar en español en -ano. No son tantos, así que vamos a verlos:

Carrageenan  carragenano, que realmente da nombre a una familia de polisacáridos. Es sinónimo de carrageenin → carragenina.

Chitosan → quitosano, mucho mejor que quitosán, y sobre todo que quitosana. No hay que confundirlo con chitin →  quitina, un polisacárido de la pared de los hongos y del exoesqueleto de los artrópodos, a partir de cual se obtiene el quitosano.

Dermatan sulfatesulfato de dermatano, y no dermatán sulfato ni calcos parecidos.


Dextran   dextrano, aunque en realidad es una familia de moléculas. Su más famoso derivado es el dextran sulfate → sulfato de dextrano y no dextrán sulfato ni otras calcomanías. No debe confundirse con dextrin → dextrina, otra familia de polisacáridos que se obtiene de la degradación del almidón.

Glucomannan  glucomanano, aunque a algún wikipedista se le cruce un cable y lo llame glucomanana.

Heparan sulfate → sulfato de heparano, y no heparán sulfato ni similares; suele estar unido a una proteína, en forma de proteoglycan →  proteoglucano. No es lo mismo que heparinheparina, un glucosaminoglucano, o sea, otro polisacárido, que también está muy sulfatado.

Keratan sulfate   sulfato de queratano, y no queratán sulfato ni keratansulfato ni ninguna otra locura. También aparece como proteoglucano. No hay que confundirlo con keratinqueratina, que es una proteína.

Peptidoglycan → peptidoglucano, y no peptidoglucán.

Pullulan   pululano. Este no parece problemático.

Xanthan (gum)   (goma de) xantano, aunque tiene sinónimos en inglés para aburrir. El problema es que no todas las traducciones son afortunadas.

16 sept. 2016

Los derivados del benceno son... de lo que no hay

Cuando se usa un nombre común para un compuesto orgánico (agua, amoniaco, acetona, benceno) aparecen problemas muy serios a la hora de nombrar los derivados que se forman a partir de ellos porque se obtienen denominaciones sin ninguna lógica y su traducción acaba siendo un laberinto muy agobiante, sobre todo para el inexperto.

Uno de los casos más horrorosos lo encontramos en los derivados del benceno (benzene), nombre común de una molécula de fórmula C6H6 que se denomina ciclohexatrieno (cyclohexatriene). En la figura adjunta aparecen ciertos derivados fáciles de traducir, así que vamos a intentar aclarar (o enlodar, según se mire) el follón de los derivados del benceno que sí son difíciles de traducir:
  • Cuando el benceno forma un radical, lo lógico hubiera sido llamarlo bencenil o bencil, pero no, se denomina fenil (phenyl), cuya fórmula es C6H5·.
  • Entonces, ¿a qué hace referencia bencil (benzyl)? Pues al radical del metilbenceno (más conocido como tolueno), de fórmula C6H5-CH2·
  • ¿Qué es entonces el benzil, así con i latina en inglés en lugar de ye? Pues la 1,2-difeniletano-1,2-diona, también conocida por difenilglioxal o bien dibenzoílo, de fórmula C6H5-CO-CO-C6H5.
  • De lo anterior deducimos que el dibenzoílo no son dos moléculas de benzoílo (benzoyl), porque éste no es más que el radical, de fórmula C6H5-COO·, del ácido benzoico (C6H5-COOH).
  • ¿En qué se diferencian entonces el benzoílo del benzoato (benzoate)? En que el benzoato es el anión, de fórmula C6H5-COO, del ácido benzoico que acabamos de nombrar antes.
  • Contra todo atisbo de intuición, cuando juntamos dos moléculas de benzoílo no obtenemos un dibenzoílo, sino peróxido de benzoílo, de fórmula C6H5-CO-O-O-CO-C6H5.
  • Ya solo me queda darme un buche de fenol (phenol), C6H5-OH, que es el el alchol del benceno y que podría haberse llamado, bencenol, pero no.

2 sept. 2016

Traducción de las enzimas polipalábricas (y IV): cuando consta de 3 o más palabras

Resumiendo las entradas I, II y III: tenemos que procurar que la traducción del nombre de una enzima no lleve espacios. Hemos visto que podemos sustituirlos por una raya (—), dos puntos horizontales (··) o un guion bajo (_). Los dos primeros tienen quedan raros cuando uno de los compuestos que forman el nombre de la enzima consta de dos palabras (óxido—nítrico—sintasa, óxido··nítrico··sintasa), mientras que el guion bajo vale igual para un roto que para un descosido (óxido_nítrico_sintasa).

El problema más problemático surge cuando el nombre de la enzima tiene tres palabras o más, o cuando alguna de las palabras no es un compuesto químico. Los habrá que encuentren en el guion bajo su panacea, y sustituyan todos los espacios por este signo para seguir manteniendo el nombre de la enzima como una única palabra acabada en -asa. Pero vamos a ver que la traducción directa no siempre vale, y que debemos pasar a la traducción gramatical, que se debió utilizar desde el principio de los tiempos bioquímicos en español:

  • Nitric oxide synthase → sintasa del óxido nítrico.
  • Carbonic anhydrase → anhidrasa carbónica; carbónica_anhidrasa es raro, raro, raro.
  • Acid phosphatase → fosfatasa ácida, porque ácido_fosfatasa queda también rarísimo.
  • SP6 DNA polymerase → DNA—polimerasa de(l fago) SP6, o bien polimerasa de DNA del fago SP6; SP6_DNA_polimerasa y no decir nada es lo mismo (solo lo entenderán los expertos que ya saben su significado en inglés).
  • T4 polynucleotide kinase → polinucleótido—cinasa de T4, o bien cinasa de polinucleótidos del fago T4.
  • Electron-transferring-flavoprotein dehydrogenase → deshidrogenasa de la flavoproteína transferidora de electrones. Si alguien encuentra algo mejor, que me lo diga.
  • Long-chain-fatty-acid—CoA ligase → ligasa de CoA a ácidos grasos de cadena larga.
Espero que con estos ejemplos ya encuentres una solución para esa enzima rara que te traes entre manos.

26 jul. 2016

Proteocosas sinónimamente distintas

A veces, los científicos nos complicamos la vida y, sobre todo, se la complicamos a los traductores. Aquí voy a tratar de explicar los diferentes sinónimos de «proteína» tanto cuando funciona de sustantivo como de adjetivo.

Proteína, polipéptido, péptido, oligopéptido: Son sinónimos, pero con matices respecto a su tamaño sobre los que no existe común acuerdo.
  • Péptido y oligopéptido son prácticamente sinónimos, y hacen referencia a una cadena de aminoácidos pequeña (para unos, «pequeño» es hasta 10 aminoácidos, y para otros hasta 30).  No faltará quien diga que un oligopéptido es más pequeño que un péptido, o lo contrario. Apuesto a que esa misma persona dirá que «decodificar» no es sinónimo de «descodificar».
  • Polipéptido se usa cuando el péptido es un poco más grande (tampoco está marcado el umbral para «grande», y dependerá de lo que hayamos definido para «pequeño»), aunque desde el punto de vista etimológico no deja de ser raro que que un polipéptido esté formado por varios péptidos, ya que lo correcto es que esté formado por varios aminoácidos. 
  • Proteína es el nombre genérico para cualquier cadena de aminoácidos; normalmente se reserva para polipéptidos muy grandes (claro, claro, tampoco hay límite entre «grande» y «muy grande») y, sobre todo, para las que están compuestas por varias cadenas polipeptídicas, como la insulina o la hemoglobina. Los más viejos del lugar incluso conocerán los prótidos, que es un sinónimo estricto y arcaico de proteína. Huid de las web y los libros que usen el término «prótido» como huiríais de una que os hable de la fuerza vital o de la generación espontánea.
Mención aparte merecen las poliproteínas, que es una proteína precursora, inactiva, que se escinde en varios péptidos/polipéptidos/proteínas activas. Normalmente son de origen vírico.

Proteínico, proteico, proteináceo: Son los adjetivos sinónimos derivados del sustantivo proteína con más o menos acierto. Si descartamos que «proteico» también puede referirse a algo relacionado con el género de bacterias Proteus, vemos que el DLE no recoge proteinaceo (proteinaceous) al contener ya dos sinónimos estrictos en proteínico y proteico, mientras que el Merriam-Webster remite a proteinaceous cuando pides proteinic o proteic. A buen entendedor...

Proteasa, proteinasa, peptidasa: Son tres formas de denominar la misma actividad enzimática, que consiste en romper un enlace peptídico entre dos aminoácidos que forman parte de una cadena (poli)peptídica. La diferencia entre proteasa y proteinasa no es más que lingüística, en función de qué usar como raíz de la palabra proteína. Para los perfeccionistas, a diferencia de la proteasa/proteinasa (cuyos códigos EC están todos en el margen 3.4.2x.x), la peptidasa libera tras su acción aminoácidos o bien péptidos muy pequeños; la mayoría de sus EC son 3.4.x.x, excepto dos que son 2.3.2.x, y otros dos 3.5.1.x.

5 jul. 2016

Traducción de las enzimas polipalábricas (III): el guion bajo se lleva la palma

En la segunda entrega propuse como alternativa la raya — para sustituir los espacios en blanco cuando las enzimas están formadas por varias palabras. El objetivo era que la enzima forme una única palabra para no transgredir las normas gramaticales del español al ponerle artículos y otros modificadores. En esta tercera parte veremos que no solo se puede usar la raya, sino que también podríamos usar otras dos alternativas:
  • El punto doble horizontal (··) que sale pulsando May-3 dos veces. Es una propuesta de Fernando A. Navarro para unir el nombre del compuesto a la actividad enzimática. Tiene la ventaja de que es fácil de sacar con el teclado y no tiene ningún otro uso reconocido.
  • El guion bajo (_), cuyo único uso no reconocido es el de unir las distintas palabras del nombre de un fichero en informática. La ventaja es que, para las enzimas, podemos darle el mismo uso que le dan los informáticos. El problema es que no proporciona la misma legibilidad que el punto doble horizontal o la raya.
Con estas alternativas, las enzimas mencionadas hasta ahora quedarían como:
  • la proteína-tirosina··cinasa
  • la proteína-tirosina_cinasa
  • la hidroximetil-glutaril-CoA··reductasa
  • la hidroximetil-glutaril-CoA_reductasa
  • la 2-hidroxi-3-oxoadipato··glioxilato-liasa
  • la 2-hidroxi-3-oxoadipato_glioxilato-liasa
  • la UDP-glucosa—hexosa-1-fosfato··uridililtransferasa
  • la UDP-glucosa—hexosa-1-fosfato_uridililtransferasa
  • la UDP-glucosa_hexosa-1-fosfato_uridililtransferasa
El único criterio que tenemos por ahora para elegir unos u otros es la legibilidad.

Pero los dos puntos tampoco resuelven el problema de la nitric oxide synthase y presenta los mismos problemas que la raya: «óxido nítrico··sintasa» sigue teniendo un espacio. Por el mismo motivo, tampoco arregla el de la gamma-L-glutamyl-butirosin B gamma-glutamyl cyclotransferase.

En cambio, el guion bajo sí que puede resolverlos, porque a nadie le llamaría la atención negativamente que pongamos la óxido_nítrico_sintasa, y tampoco extrañaría lo de γ-L-glutamil-butirosina_B_γ-glutamil_ciclotransferasa. Otra cosas es que nos 'guste' su aspecto.

Por tanto, la raya — y el punto doble ·· son casi equivalentes, pero lo que sí que serviría para sustituir todos los espacios sería el guion bajo _. Es más, el guión bajo permitiría mantener la traducción calcada de las enzimas, como veremos próximamente, y que ni la raya ni el punto doble permiten.

7 jun. 2016

Emitología de colonoscopia

Según reza en las crónicas de la conquista de América escritas por Fray Joan de Viscasillas, recientemente descubiertas en el Castellar d'Indies de Sant Cebrià de Vallalta, estaba Colón un día paseando por los manglares cuando observó que unos indígenas parecían estar difrutando de forma inusual. Corroído por la curiosidad, Colón se acercó sigilosamente y vio que los indígenas se estaban introduciendo una banana por el lugar donde la espalda pierde su casto nombre, y que esto les parecía placentero. De vuelta a su camarote, Colón puso rápidamente en práctica lo observado y cuál no sería su adicción, que el resto de los marineros acabaron dándose cuenta de los manejos de su almirante. Averiguaron de dónde había sacado la idea, y se dirigieron a los indígenas para informarles de que Colón os copia. La información circuló desde entonces de boca en boca hasta que, 500 años después y por los usos del idioma, las palabras pronunciadas por los marineros se fundieron en una (colonoscopia), que es la que se utiliza para la exploración visual del intestino grueso.

Algunos se creen muy listos cuando defienden que colonoscopia procede del griego κόλον ('colon') con el sufijo también griego -σκοπία ('inspección', 'examen visual'); esta emitología no tiene sentido porque los griegos aún no habían descubierto América.

2 jun. 2016

Bioinformática y biología computacional (y biocomputación)

Ningún científico duda de que la bioquímica (biochemistry) es diferente a la biología molecular (molecular biology), y de que ésta tampoco es lo mismo que la biología celular (cell biology). Por tanto, a nadie extraña que la biología celular y molecular (molecular cell biology) sea simplemente una fusión de áreas de conocimiento y no un nuevo campo de conocimiento.

Pero no siempre está así de claro: ya vimos que existen dudas entre la farmacogenética y la farmacogenómica, y lo mismo ocurre entre la bioinformática (bioinformatics) y la biología computacional (computational biology).

Para intentar dejar las cosas más claras, el 17 de julio de 2000 se reunieron miembros del BISTIC Definition Committee y otros expertos para generar un documento de consenso donde se define lo que son estos dos campos. Ya os aventuro que la distinción es muy sutil, y seguramente ajena a cualquiera que no esté en el campo. Por eso os sugiero que cualquier traducción distinga entre ambos términos, bioinformática y biología computacional, porque veréis una gran cantidad de cursos, libros, revistas, congresos, másteres, etc., que llevan el título de Bioinformatics and Computational Biology (más de 384.000 gugleces en junio de 2016).

La cosa va a peor, porque empiezan a aparecer nuevos términos para añadir más matices subliminales: biocomputation/biocomputing (biocomputación), biological computation (computación biológica), biomolecular computation (computación biomolecular), cheminformatics/chemioinformatics/chemoinformatics (quimioinformática), y lugares donde se empieza a matizar diferencias no más gruesas que un papel de fumar delgado, como en esta página.

Así que yo procuraría no simplificar por ahora todo este galimatías, hasta que esta nueva ciencia biocomputomoleculoinformática empiece a dejar bien claras las diferencias y las similitudes. Igual lo ven nuestros nietos.

24 may. 2016

Traducción de las enzimas polipalábricas (II): nos acercamos a una solución

En la primera parte presenté los dos principales problemas de la traducción de las enzimas: las transgresiones gramaticales y los problemas de comprensión. Vamos a empezar con algunas soluciones.

La alternativa clarificadora que más me gusta consiste en unir las palabras mediante la raya «—», como ya hacen muchos organismos especializados en inglés para unir dos compuestos en el nombre de una enzima. En los Macintosh®, la raya sale con alt-May-guion en cualquier programa, mientras que en Windows® cuesta un más, pero no más que las comillas latinas («»). Y no faltarán quienes pongan un guion (-) o un menos (–) en vez de la raya (—). Inténtalo con un guion doble (--) aunque Word te lo sustituya.

Con esta primera solución, las enzimas que vimos en la primera parte, y la del enlace anterior, quedarían como:
  • la proteína-tirosina—cinasa
  • la hidroximetil-glutaril-CoA—reductasa
  • la 2-hidroxi-3-oxoadipato—glioxilato-liasa
  • la UDP-glucosa—hexosa-1-fosfato—uridililtransferasa
Como ves, la raya nos ayuda a distinguir claramente cada uno de los compuestos y la actividad. Pero si aplicamos este criterio con las enzimas en las que hay varias palabras para un compuesto, el resultado es, cuanto menos, raro. Por ejemplo,
  • nitric oxide synthase queda muy raro como «la óxido—nítrico—sintasa», por lo que sería más apropiado traducirla sin calcos como la sintasa del óxido nítrico.
  • gamma-L-glutamyl-butirosin B gamma-glutamyl cyclotransferase: esta es para nota, porque como γ-L-glutamil-butirosina B—γ-glutamil—ciclotransferasa queda un espacio que no se debe sustituir con una raya.
¿Te gusta? Pues hay otras soluciones, como vamos a ver muy pronto.

9 may. 2016

Formalin [EN] = formol [ES] ≠ formaldehído


El formol es una disolución acuosa al 40 %, aproximadamente, de formaldehído (formaldehyde, también denominado metanal, aldehído fórmico), por lo que suele contener una mezcla de formaldehído, paraformaldehído, ácido fórmico y metanol. Por eso, formol no es un sinónimo estricto de formaldehído. Tampoco es una buena idea usar formalina, que procede del inglés formalin que a su vez procede de la marca Formalin®, desde 1893.

Y todo porque el ácido fórmico (ácido metanoico) se llamó así al aislarse de las hormigas rojas (Formica rufa) en 1671.