About.me/mgclaros

24 may. 2016

Traducción de las enzimas polipalábricas (II): nos acercamos a una solución

En la primera parte presenté los dos principales problemas de la traducción de las enzimas: las transgresiones gramaticales y los problemas de comprensión. Vamos a empezar con algunas soluciones.

La alternativa clarificadora que más me gusta consiste en unir las palabras mediante la raya «—», como ya hacen muchos organismos especializados en inglés para unir dos compuestos en el nombre de una enzima. En los Macintosh®, la raya sale con alt-May-guion en cualquier programa, mientras que en Windows® cuesta un más, pero no más que las comillas latinas («»). Y no faltarán quienes pongan un guion (-) o un menos (–) en vez de la raya (—). Inténtalo con un guion doble (--) aunque Word te lo sustituya.

Con esta primera solución, las enzimas que vimos en la primera parte, y la del enlace anterior, quedarían como:
  • la proteína-tirosina—cinasa
  • la hidroximetil-glutaril-CoA—reductasa
  • la 2-hidroxi-3-oxoadipato—glioxilato-liasa
  • la UDP-glucosa—hexosa-1-fosfato—uridililtransferasa
Como ves, la raya nos ayuda a distinguir claramente cada uno de los compuestos y la actividad. Pero si aplicamos este criterio con las enzimas en las que hay varias palabras para un compuesto, el resultado es, cuanto menos, raro. Por ejemplo,
  • nitric oxide synthase queda muy raro como «la óxido—nítrico—sintasa», por lo que sería más apropiado traducirla sin calcos como la sintasa del óxido nítrico.
  • gamma-L-glutamyl-butirosin B gamma-glutamyl cyclotransferase: esta es para nota, porque como γ-L-glutamil-butirosina B—γ-glutamil—ciclotransferasa queda un espacio que no se debe sustituir con una raya.
¿Te gusta? Pues hay otras soluciones, como vamos a ver muy pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada